Una plataforma creada gracias al ‘BIG DATA’

Forgotify: cuatro millones de canciones nunca reproducidas en Spotify

ce39d59d430c326a820f2822b719dc32El big data se ha convertido en un concepto casi místico, inalcanzable para el usuario medio. La gestión de grandes volúmenes de datos parece patrimonio exclusivo de las grandes corporaciones, que utilizan las mejores herramientas a su alcance para depurar y filtrar datos y obtener nuevos resultados optimizados.

Ahora, el talento a la hora de manejar big data es un valor añadido que puede marcar la diferencia entre las empresas del montón y la excelencia. Por eso el perfil profesional de los científicos de datos está ganando peso en las compañías. Incluso se están creando puestos específicos para ellos. Por ejemplo, The New York Times acaba de incorporar la figura del director de datos en su estructura editorial.

Los datos parecen aburridos, pero cualquiera con unos conocimientos mínimos de informática puede trabajar con ellos para crear herramientas tan originales como Forgotify. Cuando Lane Jordan, usuaria habitual de Spotify, escuchó que el 20 por ciento de las canciones de esta plataforma para escuchar música en streaming nunca se habían reproducido, decidió hacer algo par rescatarlas del olvido.

Pensó que ese inmenso volumen de material musical, formado por más de cuatro millones de canciones, merecía ser escuchado. Entonces se puso manos a la obra para encontrar las pistas menos populares del sistema sueco.

El contador a cero

forget-me-not-spotifys-trove-of-unlistened-tracks-now-brought-to-the-surface-on-new-app-forgotify1Jordan convenció a dos amigos para crear un motor de búsqueda -una base de datos escruta a través de la API de Spotify las canciones con el contador a cero- capaz de rastrear dentro de Spotify aquellas canciones jamás reproducidas. Así nació Forgotify, una plataforma amateur que está acumulando millones de visitas desde su lanzamiento.

Teniendo en cuenta que cada día se suman miles de nuevos títulos al repositorio de la herramienta madre, el número de canciones pinchadas por Fotgotify aumenta continuamente.

Por eso en Forgotify no encontrarás grandes éxitos, ni lanzamientos de grupos populares. Los temas de la nueva plataforma son tan impopulares que nadie los ha escuchado jamás, y eso que algunos forman parte de la aplicación desde su lanzamiento en 2008Sin embargo, la mayoría desaparecen enseguida de la lista de reproducción porque cuando cualquier usuario del mundo pincha por primera vez en el play esa canción es inmediatamente descartada por el sistema.

Por eso en Forgotify no encontrarás grandes éxitos, ni lanzamientos de grupos populares. Los temas de la nueva plataforma son tan impopulares que nadie los ha escuchado jamás, y eso que algunos forman parte de la aplicación desde su lanzamiento en 2008.

Un catálogo extraño

ForgotifyEl resultado del experimento es extraño. Tan ecléctico que después de Mozart y Tchaikovsky (la música clásica es la que menos interesa a los usuarios de Spotify), podemos entrar en un laberinto de música country neozelandesa, ópera francesa, pintorescos himnos de iglesia e incluso canciones grabadas en una calidad tan pésima que parecen pinchadas directamente desde una grabadora antigua.
Según Jordan, la música reciente tiende a conseguir varias reproducciones en sus primeros días de vida, sobre todo gracias a la viralidad de los mensajes de los usuarios. Sin embargo, la música antigua acostumbra a criar polvo, circunstancia que contradice la teoría según la cual las herramientas tecnológicas de corte cultural, como Netflix o Spotify, están aboliendo las fonteras del tiempo histórico, acumulando en el presente el vasto catálogo de las creaciones del ser humano durante siglos. Y es cierto, pero aunque todas las películas y canciones del pasado están a nuestra disposición, no podemos abarcarlo todo. Siempre manda lo nuevo.
“Algunos dicen que hay una razón por la cual esas pistas no se han reproducido nunca. Estoy de acuerdo, pero merece la pena escuchar esta lista porque si se tropieza con una sola joya”, explica Lane Jordan. Por ejemplo, mientras Spotify presume de contar con un catálogo de más de veinte millones de canciones, dentro del sistema existen númerosas pistas de karaoke de una calidad pésima.

 

Fuente: http://www.elconfidencial.com/

 

Compartir te Hace más Feliz!

Posted on by BigData in Blog