Tecnologias disruptivas para el sector turístico: la realidad aumentada

shutterstock_225447925-700x325

El profesor de Harvard Business School Clayton M. Christensen acuñó el término tecnología disruptiva. En su libro de 1997  “El dilema del innovador”, Christensen separaba  las nuevas tecnología  en dos categorías:  Sostenidas y Disruptivas. Las Tecnologías Sostenidas se basan en mejoras incrementales a tecnologías ya existentes, de alguna manera, es un tipo de resistencia al cambio, que describe también a las empresas menos innovadoras y que temen probar nuevas opciones, normalmente, son las empresas y tecnologías que tienen sus días contados. En cambio, La Tecnología Disruptiva carece de refinamiento, a menudo tiene problemas de rendimiento: porque es nueva, apela a un público limitado, y puede todavía no tener una aplicación práctica probada. Un ejemplo de tecnología disruptiva fue el caso del  “teletrófono” o el “telégrafo parlante”, de Meucci o Graham Bell, una tecnología que fue disruptiva, y que ahora llamamos… “Teléfono”.

En esta nueva serie de artículos sobre tecnologías disruptivas aplicadas al sector turístico me gustaría empezar por una a la que he dedicado gran parte de mi formación y tiempo de estudio durante los últimos diez años, se trata de la Realidad Aumentada o AR (Augmented Reality).

Qué es y cómo funciona la Realidad Aumentada

Realidad Aumentada es el término que describe las tecnologías que permiten superponer información digital sobre la visión capturada por una cámara del mundo real, mezclando ambas en la pantalla de un dispositivo, ordenador, tableta, teléfono, wearable o gafas que cuenten con una aplicación de Realidad Aumentada instalada.  Esta experiencia digital se reproduce cuando con cualquiera de esos dispositivos enfocamos con la cámara a una imagen, fotografía, logotipo, edificio, forma, elemento decorativo etc. estos elementos se llaman “marcadores”. Previamente habremos definido cuales son esos marcadores y habremos asociado una experiencia diferente a cada uno de ellos.  Al enfocar y reconocer esa imagen o “marcador”, la aplicación lanzará la experiencia sobre la imagen que tenemos en pantalla según esta se haya programado. También se pueden asociar experiencias de realidad aumentada a la localización del usuario en el espacio mediante GPS, o a la proximidad del usuario a un punto de interés o sensor. Estas experiencias pueden ser de diversos tipos:

Geolocalización: Al enfocar la cámara a cualquier lugar de la ciudad, establecimientos o puntos de interés cargados en la aplicación aparecen flotando en la dirección y sobre el lugar en el que están ubicados, facilitando al usuario encontrar y llegar a lugares y ofertas. Otro ejemplo es que al pasar junto a la recepción o el restaurante del hotel, el dispositivo vibre y avise al cliente de que tiene una experiencia de Realidad Aumentada en ese espacio. En este vídeo vemos cómo lo utiliza HRS.

Video superpuesto: Al enfocar el dispositivo a cualquier marcador se reproduce el spot publicitario de nuestro hotel, información de nuestros servicios, o instrucciones de seguridad, un conserje virtual o una explicación sobre horarios y servicios. Pulse sobre la imagen y siga las instrucciones.

Animación en 3D estática o animada: el logotipo del hotel en 3 Dimensiones o la mascota animada del hotel cobran vida, invitando al cliente a hacerse una foto con ella o explicando en varios idiomas las actividades de animación. Recomiendo ver este video de Best Western Hotels.

Interactividad: Podemos incluir botones, acciones sociales, como compartir la experiencia en Facebook Twitter, reservar, comprar, recomendar… Pruebe la pequeña demostración que he realizado para el blog de Ashotel: Pulse sobre la imagen para verla a pantalla completa y siga las sencillas instrucciones.

Gamificación: juegos para mayores y pequeños, haciendo que en cualquier zona del hotel se puedan disfrutar de estas experiencias. Ejemplo de Photocall Interactivo para Spring Hotels desarrollados por mis compañeros de iTop  – Goidigi.

Información: Rutas de evacuación y mapas del hotel interactivos, indicaciones de emergencia e instrucciones de seguridad para los clientes y el personal.

Formación: Manuales interactivos, piezas y paneles de control con instrucciones que aparecen sobre cada una de las piezas de un equipo mostrando paso a paso cómo debe utilizarse correctamente, instrucciones de montaje y desmontaje, mantenimiento etc.

Fidelización: Podemos dar vida al folleto impreso del hotel o a cualquier material de ese tipo, como tarjetas, carteles o posters, superponiendo a una foto del hotel un elemento en 3D o un vídeo que cobra vida al enfocar ese material impreso con la cámara del dispositivo móvil. El cliente se llevará ese folleto y lo reproducirá de vuelta a casa con amigos y conocidos como una experiencia más de vacaciones. El hotel podrá hacer seguimiento exhaustivo de cuándo y dónde se abrió cada una de esas experiencias, y por lo tanto obtener gran información sobre el éxito de cada campaña y su efectividad como herramienta de márketing.

Construcción y Reformas: Podemos cargar cualquier proyecto arquitectónico, muebles y decoración en una aplicación y ver cómo quedaría in situ cualquiera de estos elementos, decorando una habitación como hace IKEA, o en un proyecto de ampliación o reforma del hotel, ver la construcción en perspectiva antes de iniciar la reforma o de invertir en la adquisición de mobiliario y equipamientos. 

Compartir te Hace más Feliz!

Posted on by BigData in Blog