El moderno sistema que busca evitar los tacos en Bogota

IMAGEN-16471838-2.pngHace un mes la capital inauguró el Sistema Inteligente de Tránsito que reducirá la congestión.

Una de las deudas más grandes de la ciudad en materia de movilidad comenzó a saldarse con el nuevo Sistema Inteligente de Tránsito (SIT), cuya implementación se inició hace unas semanas.

Más allá de una oficina con pantallas y decenas de computadores, es un cerebro que resolverá en pocos minutos trancones causados por emergencias como accidentes de tránsito, hundimientos repentinos de tierra, aludes y manifestaciones. Y, a través de pantallas en lugares estratégicos de la ciudad, podrá dar esos datos a los ciudadanos, para que tomen desvíos.

Desde el 2010 el Distrito había firmado un convenio con la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá, para implantar tecnología de punta que, según expertos, es vital para aliviar la congestión que le quita 26 días al año a cada bogotano.

Con una inversión de más de $ 30.000 millones, se dio inicio a la implementación de la primera de tres fases que estarán listas en 10 años. Esa primera etapa, que estará concluida en 4 o 6 años, tiene cuatro componentes: el centro de gestión de tráfico, el sistema de detección electrónica (cámaras y sensores), paneles de mensajería variable (que se ubicarán en vías principales para dar información en tiempo real a los conductores) y la modernización de los semáforos.

Según William Pedraza, asesor de la Secretaría de Movilidad, este último punto es el más complejo. “Lo que la ETB tiene que hacer ahora es contratar la nueva tecnología, y esta tiene un protocolo, que debe ser el mejor según las condiciones de Bogotá”.

El SIT también se hará cargo de los fotocomparendos, que hoy se hacen con cámaras en las vías y que un equipo de policías de tránsito monitorea para imponerlos manualmente. Dentro de 4 o 6 años, y gracias al SIT, este proceso será automático, debido a la tecnología capaz de detectar el número de placa y movimientos que indiquen que se está cometiendo alguna infracción.

Además, podrá programar semáforos en tiempo real según el trancón, con poca intervención humana, gracias a más de 400 cámaras y sensores que pueden censar vehículos, medir velocidades y analizar la congestión.

Esos datos (big data) permitirán planear el cambio de sentidos viales en vías donde la congestión es frecuente, y hasta determinar si es necesario construir una vía o una intersección.

Compartir te Hace más Feliz!

Posted on by BigData in Blog