El “Like” de Facebook, clave en la investigacion sanitaria

facebook_consaludPueden revelar modelos de estilos de vida por zonas geográficas, focos de enfermedades, perfil de los pacientes, o incluso conocer mejor a los hospitales y centros.

Google , Twitter , Facebook, Instagram, Tumblr e, incluso Amazon, son canales de comunicación que cada vez deberían tener más en cuenta a los investigadores. No es aleatorio que, cada vez más, haya científicos expertos en Social Media. Así lo demuestra un estudio que acaba de ser publicado en la revista Journal of Medical Internet Research.

Los investigadores del Centro Nacional de Enfermedades Crónicas y Promoción Sanitaria y del Servicio Nacional de Estadística del Servicio Agrícola de Estados Unidos, han demostrado que todas estas fuentes de información pueden servir para conocer datos hasta ahora inaccesibles a través de las características sociodemográficas e interactuación de los usuarios a través de Internet. Porque ellos buscan noticias de salud, consejos de cuidado personal, aportan su opinión sobre las clínicas, etcétera, y de ellos se puede saber su edad, género, etnia, nivel educativo y económico, zona geográfica y otras cuestiones.

Así, consideran que “integrar estas fuentes de Big Data en los sistemas públicos de Sanidad para la vigilancia de la salud es vital para revolucionar el campo de la epidemiología en el siglo XXI, tal como se piden en la Iniciativa de Investigación y Desarrollo del Big Data en Estados Unidos”.

florida_facebook_210415_consaludFACEBOOK PARA MEDIR, MONITORIZAR E INTERVENIR

Facebook lleva años siendo utilizado para, por ejemplo, examinar la asociación entre actividad o sedentarismo y la prevalencia de población obesa. Los “me gusta” en ciertos hospitales, y la comparación con otros, puede servir para evaluar 2 cuestiones. Por un lado, los índices de mortalidad, y, por otro, las recomendaciones de los pacientes hacia las clínicas y hospitales.

También han servido para analizar (siempre en conjunto y nunca de forma individual a la persona) atributos como la inteligencia, la felicidad, religión y orientaciones políticas y sexuales. Todas esas características pueden, además, servir como modelos predictivos según las áreas geográficas, a través de la información localizada del porcentaje de población que realiza ejercicio físico, fuma, tiene enfermedades crónicas o se automonitoriza la salud.

“Comprobamos que los “likes” en Facebook servían como un Big Data que puede ayudarnos a comprender la salud de la población a niveles locales. Nos dan factores de riesgo y una asociación entre la salud y factores externos que generalmente podemos localizar geográficamente, con la habilidad de identificar, monitorizar e incluso intervenir a nivel de comunidad”, exponen. Así, Facebook se ha convertido en una fuente de indicadores sobre enfermedades crónicas (como obesidad, diabetes o enfermedades cardíacas), para conocer factores que han aumentado la mortalidad según las zonas, o incluso conocer los hábitos de vida que influyen en distintas enfermedades.

tabla_facebook_210415_consaludDATOS “MÁS FIABLES, OPORTUNOS Y RENTABLES”

Para la metodología del estudio se analizaron las cuestiones relativas a Facebook con mortalidad, enfermedades y hábitos de vida de 214 regiones distintas en Estados Unidos. Posteriormente se compararon con los obtenidos por otros modelos demográficos de estudios nacionales (Behavioral Risk Factor Surveillance System y el NVSS, National Vital Statistics System).

Así, concluyeron que “las fuentes de información online pueden proporcionar datos más fiables, oportunos y rentables a nivel local que el que se obtienen a partir de los sistemas de vigilancia de salud pública tradicionales, así como servir como un complemento de estos sistemas”.

Compartir te Hace más Feliz!

Posted on by BigData in Blog