Como los centros de datos pueden aprender a ser mas eficientes

BigDataEl investigador del Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS), David Carrera, ha recibido una de las becas más prestigiosas de la Comisión Europea para estudiar cómo los centros de procesamiento de datos pueden aprender a ser más eficientes de manera autónoma. Se calcula que hoy en día los servidores repartidos por todo el mundo consumen tanta energía como toda Italia y su eficiencia es uno de los principales problemas a los que hacen frente las ciencias de la computación en la actualidad.

David Carrera, Doctor ingeniero informático, ha recibido una beca European Research Council por el proyecto “Hi-EST: Holistic Integration of Emerging Supercomputing Technologies”. Con este proyecto, el investigador del BSC-CNS y profesor de la UPC se propone conseguir que los servidores utilicen la información que ellos mismos general sobre su actividad para aprender a auto-configurarse y conseguir la máxima eficiencia posible con el mínimo consumo energético. Este proceso se llevaría a cabo con técnicas de inteligencia artificial que ayuden a los servidores a decidir en qué hardware ejecutan cada uno de los trabajos y dónde guardan los datos, entre otros parámetros que pueden mejorar su eficiencia.

Carrera investiga sobre la configuración de servidores desde que elaboraba su tesis doctoral, ha llevado a cabo trabajos para IBM y Microsoft y dirige diversos proyectos relacionados con la configuración de servidores y procesos de Big Data en el BSC-CNS.

El tráfico mundial de datos crece de manera exponencial

big-data-1La eficiencia de los servidores de datos se ha convertido en un tema de interés internacional después de constatar que los servidores distribuidos por todo el planeta consumen una cantidad de energía eléctrica similar a la que consume Italia.  Este alto consumo se debe básicamente al incremento exponencial del tráfico de datos por Internet durante las últimas décadas y al creciente almacenamiento de datos y archivos, que tienen que estar siempre disponibles para ser utilizados.

Según informes internacionales, en el 2014, los centros de datos movieron más de 3.800 Exabytes o, lo que es lo mismo, 3,8 billones de Gigabytes. Tres cuartas partes de este tráfico se produjeron dentro de los mismos centros de datos; un 60% se hizo para dar respuesta a las operaciones requeridas por consumidores particulares, y el otro 40% para dar respuesta a operaciones de empresas.

El incremento del uso de “la nube” – sistemas de almacenamiento externos- para guardar y compartir documentos es una de las causas de este crecimiento tan rápido, que se calcula que tendrá un aumento del 122% anual durante los próximos años. 

Compartir te Hace más Feliz!

Posted on by BigData in Blog