Adaptacion empresarial para las nuevas exigencias tecnologicas

01_BigD_Talent_Gap_fullNuestra arquitectura Big Data está escalando en la nube, y por lo tanto nuestro back-end no está preparado para ejecutar el algoritmo de inteligencia artificial, primer paso para aplicar el business analytics que nos está pidiendo”. ¿Quién podría haber dicho estas palabras? ¿Algún director de proyecto de Google? ¿Un programador de una red social pujante? Pues no, eso lo ha dicho un mentiroso que ha compuesto una frase muy larga y sin sentido que, como usa palabras del mundo de la tecnología, suena bastante creíble. A ojos de un experto, la mentira es evidente. A ojos de una persona sin suficiente trasfondo en lo tecnológico ni conocimientos sobre ciertas áreas más técnicas, podría parecer algo milagroso a la venta para su empresa.

Es un hecho que todo el mundo depende cada día más de la tecnología y que empresas de todas las ramas están abrazando estas nuevas formas a toda la velocidad que les es posible. Ya no es una cuestión de tener un servidor para conectar todos los ordenadores en red y trabajar sobre una base de datos bien organizada, sino de emplear nuevos procedimientos y perfiles laborales para ir más allá. Ser un responsable y desconocer la tecnología que mueve tu empresa es un problema importante y una barrera que impide crecer.

Por supuesto, no hay que exigir unos conocimientos muy avanzados para ciertos puestos, pero cada día es más necesario tener no solo trabajadores, sino también responsables capaces de adaptarse y de ejercer una nueva forma de ‘management’ nacido de un conocimiento tecnológico. Ya no sirve con estar en redes sociales para parecer una empresa moderna y al día, sino que quienes mandan, deben saber muy bien cómo la tecnología influye en sus trabajadores y cómo estos deben emplearla para que todo rinda al máximo.

La ausencia de un personal adecuado a la hora de hacer toma de decisiones, suele llevar a errores que se pagan muy caros o a contratar a otras empresas que tengan ese entendimiento (con los recursos que eso supone a muchos niveles, sobre todo si la empresa es pequeña) y se arriesga a que sea un tercero el que dirija el futuro de una compañía. Por esta razón, las personas con perfil de dirección están recurriendo a nuevos estudios, de postgrado o cursos de especialización, para asimilar los conceptos necesarios y entender a sus ingenieros, programadores y diseñadores.

Esto puede ser una solución ocasional, pero al final ocurre algo incómodo para alguien que tiene que dirigir: que a medida que un proyecto se complica, sus conocimientos no van a ser jamás suficientes en comparación con sus empleados y van a tener que delegar en ellos más de lo que necesariamente deberían. No está bien que un trabajador se cargue con más responsabilidades de las necesarias en su puesto y no está nada bien que un dirigente no tenga un perfil ADE con una cualificación tecnológica suficiente como para hacer la gestión que debe llevar a cabo.

Compartir te Hace más Feliz!

Posted on by BigData in Blog